La lipopapada o liposucción de papada es un procedimiento estético popular que puede ayudar a eliminar el exceso de grasa debajo del mentón y mejorar el contorno del rostro. Después de someterse a esta intervención, es normal experimentar cierto grado de inflamación en la zona tratada. 

 

Afortunadamente, existen medidas que puedes tomar para ayudar a desinflamar el rostro y acelerar el proceso de recuperación. En el artículo de hoy te contamos cuáles son las principales formas de reducir la hinchazón: 

 

  • Aplicá compresas frías: Las compresas frías son una excelente manera de reducir la inflamación. Podés utilizar una compresa de hielo envuelta en un paño o una bolsa de gel frío y aplicarla suavemente sobre la zona inflamada. No lo apliques por más de 10 o 15 minutos por vez. El frío ayuda a contraer los vasos sanguíneos, lo que disminuye la inflamación y alivia el malestar. 

 

  • Mantené la cabeza elevada: Durante los primeros días después de la lipopapada, es recomendable  dormir con la cabeza ligeramente elevada. Utiliza una almohada adicional o ajusta la altura de tu almohada para ayudar a reducir la acumulación de líquido. 

 

  • Evita la exposición directa al sol y al calor: Durante el periodo de recuperación, es importante evitar la exposición directa al sol y a las fuertes fuentes de calor como los saunas o baños concentrados. El calor puede aumentar la inflamación y retrasar el proceso de curación, además de que, el sol, es capaz de dejar cicatrices. Es por esto que, si salís al exterior asegúrate de utilizar protector solar y, de lo posible, cubrir la zona con una bufanda. 

 

  • Las instrucciones de tu médico valen oro: Es fundamental seguir al pie de la letra las indicaciones de tu cirujano plástico después de la lipopapada. Esto puede incluir el uso de vendajes o prendas de compresión especiales, así como la aplicación de cremas o medicamentos recetados. Estas medidas están diseñadas para ayudar a reducir la inflamación y acelerar la recuperación. 

 

  • Evitá las actividades físicas intensas: Durante las primeras semanas después del procedimiento, es recomendable evitar este tipo de actividades. Esto se debe  a que todos los cuerpos pueden reaccionar de maneras distintas a ellas. 

 

  • Mantené una dieta saludable: Una dieta equilibrada y rica en alimentos antiinflamatorios puede ayudar a acelerar la recuperación. 

 

Cuidado Postoperatorio Después de una Lipopapada

La recuperación tras una lipopapada es un aspecto crucial para garantizar los mejores resultados y minimizar la inflamación. A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones específicas para cuidarte después del procedimiento:

  1. Uso de Compresas Frías: Las compresas frías son esenciales para reducir la inflamación y aliviar el malestar. Recomendamos utilizar una compresa de hielo envuelta en un paño suave o una bolsa de gel frío. Aplícala sobre la zona inflamada durante 10 a 15 minutos varias veces al día durante los primeros días postoperatorios.
  2. Mantenimiento de la Cabeza Elevada: Es importante dormir con la cabeza elevada para disminuir la acumulación de líquidos en la zona de la papada. Usa una o dos almohadas adicionales para mantener tu cabeza en una posición elevada mientras duermes.
  3. Protección Solar y Evitación del Calor: Evita la exposición directa al sol y a fuentes intensas de calor como saunas y baños calientes. El calor puede incrementar la inflamación y retrasar la recuperación. Utiliza protector solar de alto espectro y, si es necesario, cubre la zona con una bufanda ligera cuando salgas al exterior.
  4. Seguimiento de las Indicaciones Médicas: Sigue al pie de la letra las instrucciones de tu cirujano. Esto puede incluir el uso de vendajes de compresión, la aplicación de cremas antiinflamatorias o medicamentos recetados.
  5. Limitación de Actividades Físicas Intensas: Evita ejercicios intensos y actividades que puedan aumentar la presión sanguínea en la zona tratada durante las primeras semanas. Opta por caminatas ligeras y actividades de bajo impacto.
  6. Dieta Antiinflamatoria: Incorpora alimentos antiinflamatorios en tu dieta, como frutas, verduras, pescado rico en omega-3 y frutos secos. Mantén una hidratación adecuada para ayudar a tu cuerpo a recuperarse más rápidamente.
  7. Evitación de Alcohol y Tabaco: El consumo de alcohol y tabaco puede afectar negativamente el proceso de curación. Se recomienda evitar estos durante el periodo de recuperación.
  8. Cuidado de la Piel: Mantén la piel limpia y hidratada. Utiliza productos suaves y no abrasivos para evitar irritaciones en la zona tratada.
  9. Control de Citas de Seguimiento: Asiste a todas las citas de seguimiento programadas con tu cirujano para monitorear tu recuperación y obtener asesoramiento personalizado.
  10. Paciencia y Expectativas Realistas: Recuerda que la recuperación completa y los resultados finales pueden tomar varias semanas. Mantén expectativas realistas y ten paciencia durante el proceso de curación.

 

Siguiendo estas recomendaciones, podrás facilitar tu recuperación después de una lipopapada y disfrutar de los resultados de manera más efectiva y segura. En la clínica de Dr. Jones, estamos comprometidos con tu cuidado y satisfacción, y estamos aquí para apoyarte en cada paso de tu viaje hacia una mejor versión de ti mismo.

 

¿Te interesa saber más sobre la lipopapada?

 

En la clínica de Dr. Jones contamos con expertos que pueden asesorarte. Contacta con nosotros y recordá seguirnos en redes sociales para no perderte de ninguna noticia: Facebook e Instagram

 

Podés seguir leyendo: ¿Cómo eliminar la grasa localizada sin cirugía?

 

Abrir chat
¡Estamos online!
Hola, ¿cómo podemos ayudarte?