Una mastopexia es una de las tantas cirugías quirúrgicas estéticas que existen. Se trata de un procedimiento para elevar el pecho. Existen múltiples formas de realizar una mastopexia o elevación de pecho. Es trabajo del médico especialista en estética indicar cual de todos los tipos de procedimientos son los que más se adecuan a ti. 

 

Es posible realizar una elevación visual del pecho para que se vea natural y discreta, mediante un aumento mamario con implantes. Sin embargo, muchas veces, no es necesario usar implantes, simplemente se puede eliminar el exceso de piel. 

 

La mastopexia puede ser realizada mediante tres tipos de incisiones diferentes. Las incisiones areolares, incisiones verticales o una incisión en forma de T invertida. Cada caso determinará qué técnica será la adecuada. 

 

Es habitual que, la realización de una mastopexia, conlleve una pequeña reducción mamaria. Por lo tanto, es frecuente que se opte por realizar un aumento por implante en el mismo proceso quirúrgico. De esta manera se consiguen mejores resultados para los pacientes. Además todo será totalmente personalizado. El tamaño del implante, al igual que en los aumentos mamarios simples, dependerá de los deseos de las personas que se están tratando. 

 

¿Soy una buena candidata para una mastopexia?

 

Las mejores candidatas para realizarse este tipo de procedimiento son aquellas personas que tienen una caída del pecho notoria y, gracias a esto, sus complejos se hacen presentes. Generalmente, estas personas, tienden a ser mujeres que han dado lactancia o han sufrido pérdidas de peso exageradas. 

 

¿Cómo es el procedimiento de una mastopexia?

 

La mastopexia o elevación de pecho es un procedimiento de tipo quirúrgico que se realiza en un quirófano bajo anestesia general. Su duración es de alrededor de dos o tres horas dependiendo el tipo de tratamiento que se vaya a llevar a cabo. 

 

En el caso de las personas con una caída leve y el pecho pequeño, será más que suficiente la realización de una mastopexia con incisión en la areola. De esta manera la cicatriz estará disimulada por la misma. 

 

Tras este tipo de cirugía de elevación de pecho, los pacientes, tienden a necesitar de un día de reposo con internación. Al día siguiente es probable que ya tengan el alta. Sin embargo, esto no los libra de reposar. Asimismo, será obligatorio y fundamental usar sujetadores de tipo deportivos. 

 

Generalmente, es usual que las personas puedan realizar su vida normal luego de una semana después de la operación. La única condición es no realizar ejercicio físico antes de que se cumpla un mes. 

 

¿Querés saber más?

 

Si tienes alguna duda sobre éste o cualquier otro de nuestros tratamientos, contactacte  con nosotros y uno de nuestros profesionales te ayudará a encontrar la mejor manera de esculpir tu cuerpo.

 

Si te interesa saber más sobre todos los tratamientos que realizamos en Dr. Jones, seguinos en nuestras redes sociales, Facebook e Instagram

Abrir chat
¡Estamos online!
Hola, ¿cómo podemos ayudarte?