La papada es una de las partes del cuerpo que más inseguridad suele causar en ciertas personas. Se trata de una acumulación de grasa originada como consecuencia de la pérdida de elasticidad de la piel y del músculo del cuello. Existen diferentes métodos que pueden ser utilizados para quitar o reducir la papada, uno de ellos es la cirugía de papada

 

La correcta evaluación médica y los resultados que espere obtener el paciente determinarán si será necesaria una cirugía de papada o se recomienda otro tipo de tratamiento. Sin embargo, en el artículo de hoy nos centraremos en los dos tipos de cirugía de papada existentes. 

 

Objetivos de la cirugía de papada

 

Dentro de los objetivos principales que los pacientes desean obtener con este tipo de procedimiento se encuentran:

 

  • Lograr una mejor definición del ángulo de la mandíbula
  • Contar con un aspecto mucho más rejuvenecido, en especial en la zona facial
  • Mostrar un cuello con aspecto más delgado

 

Todo esto puede generarse succionando la grasa acumulada existente en el sitio y retirando el exceso de piel. 

 

Existen dos tipos de cirugía de papada que pueden lograr estos objetivos.

 

Lipoaspiración y plicatura del SMAS

Este procedimiento es una solución efectiva para quienes buscan rejuvenecer y definir la zona del cuello. A través de una técnica minuciosa, se realiza un tensado de los músculos del cuello que permite restaurar un ángulo cervical natural y estéticamente agradable. La intervención es relativamente breve y se completa generalmente en una sola sesión.

Es comprensible que algunos pacientes puedan sentir temor antes de someterse a tratamientos quirúrgicos. En la clínica del Dr. Jones, contamos con un equipo de profesionales altamente calificados que se dedican a explicar detalladamente cada paso del procedimiento, asegurando así la tranquilidad y confianza de nuestros pacientes.

El proceso implica una pequeña incisión debajo del mentón para eliminar el exceso de piel flácida. Posteriormente, se emplea la liposucción para remover cualquier tejido adiposo residual, afinando y mejorando el contorno del cuello.

Los resultados de la lipoaspiración y plicatura del SMAS son notables, permitiendo a los pacientes disfrutar de una recuperación rápida. Normalmente, se requiere apenas una semana de reposo antes de retomar las actividades cotidianas, con resultados que rejuvenecen visiblemente la apariencia del cuello.

 

Lifting de cuello:

 

Tanto en hombres como en mujeres, la papada es uno de los signos de envejecimiento más repentinos

 

Con esta pequeña cirugía de papada podremos recuperar el marco del rostro, logrando un rejuvenecimiento del aspecto físico completo. 

 

El lifting facial corrige los efectos del envejecimiento producidos por la herencia, edad, estructura ósea y factores externos como el exceso de sol, estrés o consumo de tabaco, especialmente reconocibles en las mejillas.

 

Devolvé la luz, forma y textura a tu aspecto. 

 

¿Querés saber más sobre las cirugías que realizamos en Dr. Jones?

 

Contacta con nosotros para poder asesorarte con un profesional.

Abrir chat
¡Estamos online!
Hola, ¿cómo podemos ayudarte?