La abdominoplastía es una cirugía en la cual se extirpa el exceso de piel y la grasa localizada en la zona abdominal. Además, también se corrige la flacidez muscular que queda luego del procedimiento. 

 

Este tipo de procedimiento quirúrgico suele darse en personas que han tenido un gran aumento de peso seguido de un descenso también drástico. Un ejemplo pueden ser las personas que han pasado por uno o más embarazos. 

 

¿Cuáles son los resultados de una abdominoplastía?

 

Practicando una incisión por encima del vello pubiano hasta la zona de las caderas, se logra liberar la piel del abdomen que hay que traccionar para eliminar. De esta forma, se logra un área abdominal mucho más plana, con más firmeza y con una cintura mucho más estrecha

 

¿Qué pasa en el post operatorio de la abdominoplastía?

 

Luego de la operación, el paciente deberá llevar una faja especial. Además de un vendaje que la refuerce según el caso. 

 

Con el transcurso del tiempo, las cicatrices que se encuentran alrededor del ombligo y en el abdomen inferior, irán mejorando sin problemas. 

 

Planificación de la cirugía

 

En una consulta inicial, el cirujano plástico, evalúa el estado de salud de la persona que desea realizarse el tratamiento. Esto determinará la extensión de la acumulación de grasa localizada en la región del abdomen y el tono de la piel en este mismo lugar. 

 

Si eres fumador, tomás alguna medicación especial o consumís vitaminas, recordá mencionarle a tu médico. 

 

Además es importante que en esta sesión previa, el paciente exponga , de más está decir, con toda sinceridad, sus expectativas. De esta manera, el profesional que se encargará de la abdominoplastía, podrá dar las mejores y más realistas alternativas disponibles para cumplir con el objetivo. 

 

¿Qué anestesia se utiliza en una abdominoplastía?

 

El tipo de anestesia más utilizado para la realización de este tipo de procedimientos quirúrgicos es la anestesia general. De esta manera, el paciente, estará dormido hasta que finalice la cirugía. 

 

En algunos casos aislados, sobre todo en la práctica de las mini abdominoplastías o en las liposucciones abdominales, se puede emplear anestesia local en lugar de anestesia general. Sin embargo, también debe utilizarse la sedación. Esto hará que, durante la cirugía, el  paciente esté despierto pero totalmente relajado, además de que la zona del abdomen, quedará insensible al dolor por completo. 

 

¿Te interesa saber más sobre la abdominoplastía?

 

En la clínica de Dr. Jones, contamos con múltiples profesionales de la medicina estética que pueden serte de ayuda. Contacta con nosotros para pedir tu sesión. 

 

Podés seguir leyendo sobre la abdominoplastía en: ¿Qué diferencia hay entre una abdominoplastia y una dermolipectomia?

 

Abrir chat
¡Estamos online!
Hola, ¿cómo podemos ayudarte?