Rinoplastia


Cirugia | Cirugía Facial | Nariz

Es un procedimiento quirúrgico destinado a remodelar la nariz. Puede disminuir o aumentar su tamaño, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. Siempre con el objetivo de armonizarla con el rostro y crear un equilibrio natural, atractivo. La nariz constituye el centro de la cara por lo que su forma y tamaño nunca pasan desapercibidos. A veces pequeños cambios en la misma pueden aportar o realzar la belleza de un rostro. La idea principal de la rinoplastia es que luego de la cirugía, la nariz no llame la atención, y se integre plenamente al contexto general de la cara.

La cirugía puede realizarse con anestesia local, sedación o anestesia general. Generalmente es un procedimiento ambulatorio, es decir que no requiere de internación.

A diferencia de lo que puede parecer, la rinoplastia no es una cirugía dolorosa, aunque es habitual cierto edema post operatorio. La intervención más común es la que denominamos rinoplastia cerrada. Se practica a través de incisiones en el interior de la nariz de tal forma que no hay ninguna cicatriz externa visible. A través de éstas el cirujano puede tallar y moldear los huesos y cartílagos de la nariz, configurando una nueva estructura. Posteriormente la piel se retrae y adapta hasta conseguir la forma deseada. En casos que revisten especial dificultad, particularmente grandes deformidades, se practicara la llamada rinoplastia abierta. En este tipo de intervención quedara una pequeña cicatriz en la base de la columna.

El postoperatorio suele no ser doloroso, puede haber algún hematoma debajo de los ojos que cede a los pocos días. Se deja un yeso 7 días y algunas veces se colocan tapones durante 24 a 48 horas. Es conveniente que durante los primeros meses no se exponga de manera prolongada al sol porque el calor puede aumentar el edema o retrasar el resultado final.

CONSULTANOS

Rinomodelación


Cirugia | Cirugía Facial | Nariz

Se conoce como Rinomodelación a la rinoplastia sin cirugía, cuando se trata de pequeños retoques y no de grandes intervenciones estéticas. Se modifica el aspecto estético de nuestra nariz mediante un relleno que nos permite recuperar el aspecto estético de la nariz. Se puede hacer la punta de la nariz un poco más ancha, o rellenar un hundimiento, pero no es posible achatar la punta o hacer el tabique más fino, pues para estos casos debemos acudir a una rinoplastia convencional.

CONSULTANOS